#AclaraciónPertinente. A propósito de la marcha que ayer se realizó, sobre la principal avenida de Culiacán, para festinar la fuga del Chapo (con pancartas y al grito de "se ve, se siente", ya sabe usted), es menester precisar lo siguiente:

 

En la entrega de ayer de esta columna anotamos que la evasión carcelaria en cuestión (¿cabría llamarle “la chapofuga”, en aras de la concreción verbal?) del famoso narcotraficante, vendrá a alterar el orden de los factores políticos de la sucesión gubernamental del 2016.

 

Eso fue todo. No dijimos más, como no fuera agregar que no es todavía el momento de visualizar cuál será el nuevo escenario político por venir en Sinaloa.

 

Que ahora parezca que se empiezan a hacer mítines de campaña pro-Joaquín Guzmán, es harina de otro costal, obedece a otro fenómeno sociológico y nada tiene qué ver con política.

 

No demos, por favor, lecturas aviesas para hacer creer que se dijo lo que no se dijo. Tampoco vienen al caso las analogías con Pablo Escobar Gaviria, quien fue diputado suplente y candidato a alcalde de Medellín, Colombia, en los años ochenta; eran otros tiempos, otro país, y aquel señor ni era prófugo de la justicia ni era, hasta entonces, reconocido abiertamente como delincuente.

 

Porque este columnista luego se pasa de ocurrente, nos encanta el cotorreo, pero existe una distancia abismal entre eso y el planteamiento de un absurdo, sobre todo cuando pretendemos hacer un análisis serio, como fue claramente el día de ayer en el caso que nos ocupa.

 

Además, para ser honestos, por muy "sietón" que esté su servidor, no hay loco que coma lumbre…

 

Hasta aquí la dejamos, para no citar nombres ni enredar más esto que de por sí es un asunto denso de origen. Simplemente concluimos diciendo, al modo de los políticos: 

 

Es cuanto.

 

 

 

#PorLoBuenoDeBadiraguato. A propósito, María Lorena Pérez Olivas, la diputada por Badiraguato ante el Congreso del Estado, tuvo ayer una sobresaliente actuación ante los medios de comunicación, al salir en defensa de su gente y de lo mejor de su tierra, en momentos en que ese municipio se ha convertido, otra vez, en centro de atención mundial por ser el lugar de origen de Joaquín Guzmán Loera.

 

Badiraguato se encuentra también bajo la lupa, en estos días, de las fuerzas de seguridad del país apoyadas por las de Estados Unidos, lo cual pudiera prestarse a afectaciones a la población civil que nada tiene qué ver con actividades delictivas; por fortuna, son la mayoría de los badiraguatenses.

 

Por esta gente buena salió al frente la diputada Pérez Olivas, y desde aquí aplaudimos ese gesto suyo como auténtica representante popular y como la mujer valiente que ha demostrado ser siempre, en todos y cada uno de sus actos. ¡Bien por Lorena!

 

 

 

#LaFuerzaDeJEMP. Concluimos, amigas y amigos, con algo no sólo ajeno a temas escabrosos, sino considerablemente más grato para la vida política sinaloense:

 

Verdadera efervescencia ha generado entre los simpatizantes de Juan Ernesto Millán Pietsch (que, ya lo hemos dicho, son legión) la alternativa que se abre para las peculiaridades de JEMP como figura política, con el esquema de las candidaturas independientes.

 

De acuerdo con diversas encuestas a las que hemos tenido acceso (nos referimos a estudios de opinión profesionales), el político mejor posicionado en Culiacán es Juan Ernesto Millán. Quien lo dude, que lo mida.

 

Los números son fríos, objetivos, contundentes. Pero además, hay un basamento que los nutre, y es allí donde radica la fuerza de JEMP: su cercanía con los ciudadanos, la calidad y calidez que caracteriza su trato con la gente, sobre todo la más humilde, que deposita sus esperanzas en este joven distinto por entero a todos los funcionarios que hayan conocido antes: sencillo, directo, sincero, comprensivo, justo y, por si todo ello fuera poco, resolutivo; Millán no les saca la vuelta a las problemas, mucho menos a las soluciones, y las busca hasta encontrarlas. Esa es su riqueza, su capital. Por eso, la gente es su fuerte.

 

Romper esquemas es lo suyo. Hace política con un estilo personalísimo, aunque obviamente determinado por la figura tutelar de su señor padre don Juan S. Millán, principalmente en el profundo sentido humano que impregna cada uno de sus actos.

 

JEMP ha creado una estructura propia en todo el estado, y que funciona más allá de un partido político. Son personas que creen en él, porque se ha ganado su confianza, y lo apoyarán en donde esté y en la meta que se proponga.

 

Dicen que Juan Ernesto ríe con los ojos, y es justamente esa sonrisa una de las cualidades que lo dibujan desde dentro pero que también, ya en el terreno del pragmatismo, lo vuelven tan rentable en términos de política electoral.

 

Bien, pues esa sonrisa de JEMP resplandece de modo especial en estos días, a raíz de la reciente llegada al mundo de su hermosa hija Andrea María. Vive Juan Ernesto Millán Pietsch un momento de plenitud, que ilustra la fotografía en compañía de su familia que aquí nos permitimos compartir con ustedes, seguida de otra imagen que han hecho circular en redes sociales los simpatizantes de su proyecto político, hoy más vital y fortalecido que nunca. ¡Enhorabuena!

 

 

 

 

Twitter: @LuisEnriqueRam7

Facebook: Luis Enrique Ramírez

Correo:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Instagram:  http://instagram.com/luisenriqueram7

 

COMENTA LA NOTA