#TodoArde. Los conocedores de estos temas ubican a los cinco reos que se fugaron ayer del penal de Aguaruto como operadores del Cártel de Sinaloa.

 

La ola violenta que ahora padecemos tiene como origen la disputa por el mando de este grupo criminal, acéfalo a raíz de la extradición de Joaquín Guzmán Loera "El Chapo". Así lo informó el general Salvador Cienfuegos en su visita a Sinaloa el pasado 11 de febrero.

 

Por si no fuera suficiente con el pleito entre los hijos del "Chapo" y Dámaso López "El Mini Lic", ahora tenemos a cinco "peces gordos" más del mismo cártel que escapan de prisión para atizar el fuego de un estado en llamas.

 

"Reos de alta peligrosidad", los define el subsecretario de Seguridad Pública y Reinserción Social, Teniente Coronel Cristóbal Castañeda Camarillo. 

 

Particularmente temibles, se dice, son Juan José Esparragoza Monzón, hijo de "El Azul", y Francisco Javier Zazueta Rosales, alias "Pancho Chimal", presunto jefe de sicarios de Aureliano Guzmán Loera, hermano de "El Chapo".

 

El momento de la fuga no podía haber sido más convulso socialmente: el tema del que todos hablaban en ese momento era el video difundido por El Sol de Sinaloa donde se observa cómo ocho jóvenes son aprehendidos por policías municipales y, minutos después, entregados a un grupo de civiles fuertemente armados. 

 

"Un nuevo Ayotzinapa", decíamos a coro en un principio, pero tras el flujo de la información ya hay dudas: ¿Los policías los entregaron para su ejecución o se trataba de delincuentes que llegaron a ser rescatados por su gente al momento de la detención? La declaración de los cuatro policías detenidos mueve a la incógnita.

 

Quizá nunca lo sepamos, bien a bien. Hay situaciones en las que es mejor no averiguar.

 

El caso es que de nuevo la sociedad sinaloense está indignada. Es mucho el miedo, pero más el coraje colectivo frente a la sucesión de hechos que no nos han dado un minuto de paz en lo que va del año. Toda la noche y la madrugada los helicópteros de las Fuerzas Armadas estuvieron sobrevolando la ciudad, y eso sí que es para quitar el sueño.

 

El gobernador del estado Quirino Ordaz, ante la gravedad de las circunstancias, anunció que acortaría su gira de trabajo por California para venir a atender personalmente y evaluar las estrategias desplegadas para hacer frente a esta crisis de seguridad.

 

La condena social que se expresa lo mismo en las calles que en las redes sociales y "en la mesa que te sientes" (diría David López en su más reciente audioescándalo") se dirige al gobernador, a los militares y ahora, también, al recién nombrado Fiscal General del Estado.

 

Pero ¿y el secretario general de Gobierno qué? ¿No es acaso el Lic. Gonzalo Gómez Flores quien tiene a su cargo la política interna del estado, la gobernabilidad? ¿Qué está haciendo? ¿Por que nadie lo menciona ni se acuerda de que esta es, principalmente, su responsabilidad?

 

La agenda del gobernador Quirino Ordaz para este día marca solamente actividades privadas, pero se espera un comunicado oficial donde se informe a la sociedad sobre el estado de cosas existente y las acciones a desarrollar al respecto. Por lo pronto, se anuncia para las 8 de la mañana una conferencia de prensa del secretario de Seguridad Pública, General Genaro Robles.

 

 

 

#DoñaAdela. Esperemos que la situación se tranquilice para el domingo en que hay elecciones de síndicos y comisarios en el municipio de Culiacán, porque si no, las peras se van a poner de a 20, como dicen en el rancho.

 

En Emiliano Zapata ya traen conflicto desde hace rato, con la impugnación del registro de Virginia Regalado Rico, pues dicen que no cumple el requisito de residencia: Vive en Culiacán y hace apenas tres meses cambió su credencial como habitante de la comunidad Emancipación. Quiere hacer lo mismo que el anterior síndico, que nunca dejó de vivir en Culiacán y por tanto su gestión fue un caos.

 

No es gente que quiera servir a su comunidad, pues ni siquiera la conoce. Lo único que buscan es escalar para tener currículum y luego buscar cargos políticos mayores.

 

Ojalá todo fuera como en Costa Rica, donde la señora Adela Samaniego no tendrá problema alguno para ganar de calle la elección, pues ha logrado unificar en su favor a todos los grupos importantes de la sindicatura.

 

Lejos de buscar hacer carrera política, doña Adela es una señora de su casa, bien vista por toda la comunidad en virtud de su gusto por ayudar a la gente más necesitada. Es una gestora y una líder natural, justo lo que los habitantes de Costa Rica necesitan. 

 

Allá todos la conocen, pero aquí les dejamos una foto de doña Adela, rodeada por su familia, para que sepa usted de quién estamos hablando. Después les compartimos una mejor, donde esté celebrando su seguro triunfo del próximo domingo.

 

 

Twitter: @LuisEnriqueRam7

Facebook: Luis Enrique Ramírez

Correo:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Instagram:  http://instagram.com/luisenriqueram7

COMENTA LA NOTA