#NRDA. El “Día Internacional de Hacerle la Barba a Malova” está por llegar, y a quienes pretendan honrar esa fecha les sugerimos NO preparar ningún regalo para el gobernador Mario López Valdez.

 

Ello, puesto que para la fiesta anual con la que se celebra el cumpleaños del mandatario estatal en turno, hay instrucciones expresas de no llevarle obsequio alguno puesto que tal gesto será considerado de mal gusto por el festejado.

 

“Que lo que iban a gastar en regalarle algo, mejor lo inviertan en regalos para la gente y lo lleven para ser repartido en el Gobierno en Movimiento”, es en concreto la sugerencia que ya se ha hecho llegar a funcionarios, legisladores, alcaldes, empresarios… y hasta allí; ni modo que agreguemos el clásico “y público en general” puesto que, como cada año, la celebración tendrá lugar en “petit comité”.

 

Si en 2014 la exclusiva fiesta tuvo lugar en el club de playa de la Marina El Cid, en Mazatlán, la de este año se desarrollará en la hacienda propiedad del diputado Jesús Enrique Hernández Chávez “Chuquiqui” en Cosalá.

 

Será el próximo domingo 18 de enero, fecha en que el gobernador cumplirá 58 años, y el ágape comenzará a las 3 de la tarde. La verdad no sabemos ni para qué precisamos tantos datos puesto que, si usted querido lector no los conocía, es porque al igual que un servidor no está invitado, y en ese caso ni para qué enterarse. Se aplicará con rigor el significado de las siglas NRDA: “Nos reservamos el derecho de admisión”.

 

La selecta concurrencia (dijeran los clásicos) se verá muy bien ante los ojos del gobernador si lo acompaña desde las 8 de la mañana en el evento conocido como Gobierno en Movimiento que ese mismo día tendrá lugar en Cosalá. Por eso se pide que los regalos sean donaciones para la gente necesitada.

 

Al término de esta actividad, la gente no necesitada pero que es la que más pide (y más recibe, dicen) se dirigirá a la hacienda que algún día heredará el flamante precandidato del PRI a diputado federal del quinto distrito, Ricardo Hernández Guerrero, para festejar a Malova en medio del afecto y la sinceridad de todos los convocados.

 

 

 

#SucedióEnElCamichín. El 17 de diciembre, cinco días después de ser exonerado de manera “definitiva e inapelable” del delito de enriquecimiento ilícito, la revista Proceso dio cuenta del viaje de Raúl Salinas de Gortari a Europa “acompañado de una guapa mujer”.

 

Bien, pues hace unos días, a su regreso de ese viaje transoceánico, el hermano del ex presidente Carlos Salinas estuvo… ¡en Culiacán, Sinaloa!

 

No nos dejarán mentir los “habitués” del famoso desayunador del hotel Tres Ríos. Por allí se dejó ver hace un par de días, y la razón de su estancia en esta ciudad radica, precisamente, en la identidad de la misteriosa dama que lo acompañó tanto al viejo continente como a la capital sinaloense.

 

Se trata de la novia oficial de Raúl Salinas desde hace un par de años, una bella señora culiacanense de nombre Ana Cecilia Martínez quien es, para mayores señas, hija del maestro Jerónimo Martínez García, conocido académico y político de nuestro estado, quien fuera secretario de Educación Pública y Cultura de Sinaloa durante el sexenio de Renato Vega Alvarado.

 

Nos enteramos de que, en realidad, el romance Salinas-Martínez inició hace muchos años pero se interrumpió. Pocos saben que tanto Raúl como Carlos Salinas hicieron negocios en tierras sinaloenses hace varias décadas. Si bien Ana Cecilia es más joven que Raúl, al parecer se conocieron desde entonces aunque él luego sostuvo varias y fallidas relaciones en la ciudad de México con la socialité Paulina Castañón, con la escritora Claudia Marcucetti y con la española María Bernal.

 

Fue después de que Raúl Salinas saliera de prisión (el juicio duró casi 20 años, diez de los cuales estuvo en Almoloya) y recibiera su primera exoneración, que se dio el reencuentro con la sinaloense.

 

Dicen que la relación amorosa de Raúl con Ana Cecilia apunta para ser la definitiva, y prueba de ello es el gusto con que el mayor de los Salinas viene a Culiacán a visitar a la familia Martínez García.

 

Aquí les dejamos una foto reciente de la feliz pareja (diremos al estilo de las crónicas de sociales), olvidados ya los años aciagos en que le dieron botellón al interfecto (para concluir esta columna con similar elegancia).

 

 


 

Twitter: @LuisEnriqueRam7

Facebook: Luis Enrique Ramírez

Correo:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Instagram:  http://instagram.com/luisenriqueram7

COMENTA LA NOTA