#LoQueHayYLoQueViene. La sonrisa de Gerardo Vargas Landeros se ganó a los sinaloenses a lo largo de este año en que supo dejar salir esa otra parte suya, escondida tras la severidad impuesta por el cargo que ocupa como el "hombre fuerte" del sexenio que culmina.

 

Las tres ediciones finales de esta feria bajo el gobierno de Mario Lopez Valdez respaldan tal conclusión y los escenarios fueron los siguientes:

 

Gerardo bailando en la feria celebrada en Mazatlán el 26 de noviembre, bajo el ambiente típico que suelen imponer los marismeños.

 

Gerardo siendo abrazado, besado, querido, durante 40 minutos a la entrada del Cobaes de San Miguel Zapotitlán, el 3 de diciembre en Ahome, por personas que así le demuestran que saben ser agradecidas. 

 

Gerardo rebasado, en lo personal, por el sentimiento que denotaba su expresión el 19 de diciembre en Culiacancito, frente al aplauso y el cariño de cientos de personas. No en el final, como lo aclaró, sino en el "hasta pronto" de la Feria de Servicios.

 

 

 

#FuerzaTrébol. A lo largo de 57 ediciones de su programa bandera, Gerardo Vargas ha logrado armar una amplia estructura de simpatizantes y operadores políticos en todo el estado que constituyen una fuerza real real, más allá de cargos oficiales. 

 

 

Es decir que, si a Vargas Landeros le espera o no un nuevo puesto público el año próximo, su proyecto político seguirá adelante. Vivo y actuante.

 

Se trata de lógica pura. Es decir, no es que nos lo haya contado nadie, pero tampoco hablamos de una circunstancia irracional o fuera de lugar. 

 

Imposible que un "animal político" como lo es Gerardo en el más puntual sentido aristotélico, eche por la borda este capital que muy pocos pueden lograr, y que en su caso viene a marcar un antes y un después en su trayectoria pública.

 

Vargas tenía ya la disciplina y el conocimiento necesarios para sacar adelante la gobernabilidad de un estado. Lo demostró con éxito en estos seis años.

 

Carecía, sin embargo, de ese acercamiento con la gente que mostrara en público lo que verdaderamente es por dentro. La razón no es otra que esto: Los graves asuntos de gobernabilidad que le ha tocado enfrentar y resolver a Vargas Landeros a lo largo de su carrera endurecieron su imagen. 

 

Nos referimos no sólo a su gestión como Secretario General de Gobierno de Sinaloa, sino a aquella tarea mayúscula que desarrolló en todo el país cuando fue el brazo derecho de Juan Burgos Pinto como director de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, hacia fines de los años noventa.

 

Su capacidad resolutiva para los temas más delicados de un gobierno le valió la fama de "hombre duro". Esa parte suya es también real, y es necesaria para tener bajo control la cosa pública.

 

Cuando el acercamiento personal con la gente cobró frecuencia, a medida que la Feria de Servicios crecía, la esencia humana de Gerardo Vargas afloró. La sonrisa se volvió gesto cotidiano en su expresión, sacó su extraordinario sentido del humor y, sobre todo, mostró su capacidad de compasión frente al dolor y la necesidad de los otros.

 

Sinaloa entero conoció, así, lo que hasta entonces sólo sus amigos y familia teníamos plenamente comprobado: la nobleza de alma que caracteriza a Gerardo.

 

 

 

#FortalezaYSensibilidad. Sinaloa necesita de más políticos como Vargas Landeros: dotados de carácter para hacer frente y dar solución a cualquier problemática, pero también de sentido humano que no los aparte de la misión prioritaria de un servidor público: conectarse con el pueblo, sobre todo con los que menos tienen, y entregarles no promesas, sino ayuda, beneficios y soluciones.

 

 

Muchos fueron los beneficiados de la Feria de Servicios de Gobierno: más de 330 mil personas, en su inmensa mayoría habitantes de los sectores más olvidados de Sinaloa, aquellos en situación de marginación absoluta, lo mismo en la sierra que en la costa y los valles de este estado abundante en recursos naturales, pero donde las oportunidades a veces quedan bloqueadas por razones prácticas y a la vez elementales.

 

Carecer de acta de nacimiento, por ejemplo, ha impedido a miles de sinaloenses pobres acceder a los programas sociales de gobierno, desde Prospera y los de adultos mayores, hasta becas, despensas y el Seguro Popular.

 

La falta de un acta de nacimiento tenía como causa frecuente que la persona no podía trasladarse a una oficial del Registro Civil. Entonces, Gerardo llevó el Registro Civil hasta ellos, los pobres entre los pobres, los que oficialmente no existían ni tenían nombre ni apellido, los olvidados de siempre.

 

A las actas de nacimiento se agregaron correcciones en diversos documentos públicos, matrimonios, becas de estudio, atención a víctimas de violencia intrafamiliar y hasta trámites de crédito para iniciar o fortalecer microempresas. 

 

Destaca, entre las tareas más loables de esta feria, el salto cualitativo que dio Sinaloa en materia de avances en salud pública. Miles de personas fueron inscritas en el Seguro Popular, pero además la feria incluía unidades móviles que realizaban mastografías y otros estudios clínicos gratuitos.

 

 

 

#UnEquipoDeAltura. Un gran equipo respaldó a Vargas Landeros en esta proeza. Es este otro punto a destacar en el proyecto gerardista: la solidez de su grupo de colaboradores. Sin equipo no hay proyecto, sin estructura menos, y Gerardo vaya que cuenta con ambos.

 

Los dos grandes pilares que han sostenido tan descomunal como fructífero esfuerzo  son Bernardo Cárdenas y Raúl Perez Miranda, los subsecretarios de la Secretaría General de Gobierno. Justo sería aquí agregar a un "tercer mosquetero" por su aporte al éxito de las Ferias de Servicios de Gobierno: el secretario estatal de Salud Dr. Ernesto Echeverría.

 

Finalmente, es también un acto de justicia hacer mención de un elemento de reciente integración al equipo de Vargas pero que supo dar resultados contundentes con su profesionalismo y entrega: María Elena Murillo Rojo, a cargo del área de comunicación social.

 

Algo nos dice que María Elena tuvo qué ver en la proyección de una imagen más cálida de Gerardo Vargas, cuya sonrisa marca un buen augurio para los tiempos que vienen. Que así sea.

 

 

 

Twitter: @LuisEnriqueRam7

Facebook: Luis Enrique Ramírez

Correo:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Instagram:  http://instagram.com/luisenriqueram7

COMENTA LA NOTA