#ConElSelloCuenista. El despacho de la doctora Teresa Guerra Ochoa, es decir su espacio de trabajo, fue violentado la noche del sábado en lo que, de ninguna manera, constituye un robo domiciliario común.

 

Sin prestar atención al resto de las oficinas del bufete jurídico, los ladrones sólo se introdujeron al privado de la doctora Guerra. Y lo que más suspicacia despierta: pese a haber en el lugar objetos de valor, sólo se llevaron documentos. Una carpeta en particular sobresale entre lo hurtado: la referente al seguimiento de la demanda que interpuso en contra de la afectada el presidente del PAS, candidato perdedor a la gubernatura y diputado con licencia Héctor Melesio Cuen Ojeda.

 

Más extraño no podría ser el asunto, que debe tomarse, en nuestra opinión, como un mensaje explícito a Tere Guerra para intimidarla.

 

Aquí el link de la nota informativa: http://www.fuentesfidedignas.com.mx/portal2015/index.php/nota-principal/16329-robantereof234

 

Un nuevo ataque, pues, en contra de la libertad de expresión en nuestro estado, pues la demanda de Cuen contra Guerra se debió exclusivamente a los artículos periodísticos que publica en El Debate y a sus opiniones como integrante del grupo radial de comentaristas "Los Testigos de la noticia" en Línea Directa

 

"Daño moral", acusa el ex alcalde y ex rector Cuen Ojeda, cuando en realidad la doctora Guerra jamás ha hecho alusión alguna a su vida privada o familiar, sino que se ha limitado a criticar sus actos como funcionario público.

 

Tere Guerra ha contrademandado y el asunto va para largo en los tribunales. Como comunicadora que es, además de brillante abogada, académica y luchadora social, se encuentra bajo el mecanismo de protección a periodistas y defensores de los derechos humanos de la Secretaría de Gobernación, así como tiene el respaldo de Articulo 19 y otras organizaciones internacionales.

 

La pregunta es: ¿Qué sería de Tere si no estuviera protegida? Si estándolo, pasó lo que pasó... La impunidad de Melesio Cuen no parece conocer límites. 

 

De todos conocido es que, desde sus tiempos de rector, Cuen Ojeda tiene bajo su mando a un grupo de "porros" que cobran en la universidad y hacen tropelías en contra de los enemigos de su patrón. Asaltos es lo más común, pero no se detienen en  propinar golpizas y cuentan que incluso son capaces de asesinar. Son los autores visibles de los ataques a camiones urbanos previos al día de la elección del 5 de junio, en un descarado intento de Cuen por inhibir que la ciudadanía fuera a las urnas, una vez que se percató de que perdería en las votaciones. 

 

En fin, amigas y amigos, este asunto da para mucho más, y nosotros les seguiremos informando.

 

Por lo pronto, vaya desde aquí un abrazo fraterno y solidario a la doctora Teresa Guerra, con todo nuestro afecto, respeto y admiración.

 

 

 

#CopyPastePresidencial. Nuevo y rotundo golpe a la credibilidad del primer mandatario dio ayer Carmen Aristegui junto con su equipo de periodistas (el mismo que descubrió el caso de la "Casa Blanca") al presentar anoche el reportaje "Enrique Peña Nieto: de plagiador a presidente".

 

De acuerdo con la investigación de este grupo de reporteros en el sitio aristeguinoticias.com, casi el 30 por ciento de la tesis con la que EPN obtuvo su título de abogado en 1991, fue copiada de obras de más de 10 autores, sin citarlos ni emplear las comillas correspondientes. 

 

En total, son 197 párrafos de los 682 que integran el texto, titulado "El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón".

 

Los plagiados van desde los historiadores Diego Valadés y Enrique Krauze, hasta el expresidente Miguel de la Madrid, por cierto este último es el caso que genera mayor escándalo, pues le copia más de 20 párrafos íntegros de su libro "Estudios de Derecho Constitucional", editado por la UNAM en 1977.

 

No sabemos qué resulta peor, si el plagio (que es un robo, un acto propio de "los amantes de lo ajeno" como se llamaba a los ladrones en las viejas crónicas policiacas) o la respuesta de la Presidencia de la República al respecto, que se emitió anoche a través de su vocero Eduardo Sánchez vía un texto, digamos, raro, pues primero se intenta, sin lograrlo, exhibir al reportero Rafael Cabrera, y después se escribe lo siguiente a manera de postura oficial:

 

"El licenciado Peña Nieto presentó esa tesis hace 25 años. Cumplió con los requisitos establecidos por la Universidad Panamericana para titularse como abogado.

 

"Por lo visto errores de estilo como citas sin entrecomillar o falta de referencia a autores que incluyó en la bibliografía son, dos décadas y media después, materia de interés periodístico. 

 

"Bienvenida la crítica y el debate".

 

De parte de este columnista, sólo tres observaciones: cuando se citan textos ajenos como propios no se trata de "errores de estilo" sino de plagio; éste constituye un delito así hayan pasado 25 años y, por tratarse del Presidente de la República, desde luego que es materia de interés no sólo periodístico, sino público. 

 

Les dejamos aquí el enlace del texto del reportaje: http://m.aristeguinoticias.com/2108/mexico/pena-nieto-de-plagiador-a-presidente/

 

">

 

Desde anoche en que se hizo pública la investigación, el tema se apoderó de Internet con diversos Trending Topics o TT's como "Lord Plagio", entre otros, y empezó a ser retomado por medios de comunicación internacionales. 

 

Estamos, señores, ante un nuevo episodio de desgaste de la figura de Enrique Peña Nieto. Otra raya al tigre, y por cierto bastante visible.

 

Twitter: @LuisEnriqueRam7

Facebook: Luis Enrique Ramírez

Correo:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Instagram:  http://instagram.com/luisenriqueram7

COMENTA LA NOTA