#Arcelia. Alcanzó eco nacional, ayer, la larga insistencia de la secretaria general del Sindicato de Salud en Sinaloa, Arcelia Prado Estrada: 

 

Los heridos de bala deben ser llevados para su atención a hospitales militares y no a nosocomios públicos que no cuentan con las medidas de seguridad para resguardarlos ni a ellos, ni al personal que los atiende, ni al resto de los pacientes y sus familiares que allí se encuentran.

 

Luego de presentarse el domingo otro caso de un herido de bala que fue "rematado" por hombres armados que ingresaron con lujo de violencia al Hospital General de Culiacán donde era atendido, se alzaron diversas voces para secundar la petición de Arcelia, en notas periodísticas que fueron publicadas en medios nacionales.

 

Una de ellas fue la del propio secretario de Salud en el estado, el doctor Ernesto Echeverría Aispuro quien, entrevistado por El Universal, manifestó la urgencia de cambiar los protocolos de seguridad en el caso de personas lesionadas por arma de fuego para que sean trasladadas a hospitales militares, los únicos que cuentan con la protección necesaria para hacer frente a un posible ataque de la delincuencia organizada.

 

Otra declaración en favor de esa medida fue por parte del presidente municipal de Culiacán, Sergio Torres Félix:

 

“Yo estoy a favor de que se les atienda en lugares más seguros, porque al atenderlos en hospitales públicos donde el acceso es prácticamente libre a cualquier ciudadano los pone en riesgo, a ellos y a los otros pacientes, a los familiares, a los empleados y, Dios guarde, un día de estos va a pasar una desgracia mayor”.

 

Arcelia Prado, desde hace mucho tiempo y en repetidas ocasiones, ha pedido a las autoridades que a los heridos considerados peligrosos, se les interne en el Hospital Militar, donde los sistemas de seguridad son mucho más rigurosos.

 

Como ella nos decía en un comentario publicado en esta columna el pasado 1 de julio: 

 

"En el caso de los hospitales del sector salud, los vigilantes no tienen permitido portar ni siquiera una macana".

 

Respecto a los policías que son asignados al resguardo de heridos en balaceras, las bandas de delincuentes los despojan de sus armas de resguardo con la mayor facilidad, como ocurrió ayer. O en el caso anterior, en Terapia Intensiva del mismo HGC el 30 de junio, donde un comando entró a rematar a otro herido. Por desgracia, los hechos de este tipo son innumerables y cada vez más frecuentes.

 

Desde luego que Arcelia Prado, en su carácter de líder sindical, aboga en primer término por aquellos a quienes tanto ha defendido a costa de lo que sea: sus compañeros trabajadores del sector Salud. Su exigencia fundamental es que deje de ponerse en riesgo la vida de quienes laboran en los hospitales, pues el personal médico, enfermeras y administrativos llevan a cabo su noble tarea bajo presión permanente, dada su indefensión ante cualquier acto de violencia.

 

Pero Arcelia (también líder estatal de la FSTSE) ha sido clara en el sentido de que la situación no puede ni debe resolverse con la presencia de más agentes de la policía armados dentro de los hospitales, lo cual colocaría en un riesgo aún mayor a todas las personas que allí se encuentren en caso de un enfrentamiento. 

 

Esperemos que la propuesta de Arcelia, en virtud de que ya ha sido retomada por otros actores de la vida pública, encuentre por fin eco en las autoridades correspondientes para su pronta solución. 

 

 

 

#LaNegritaCruz. Vaya furor el que ha generado entre la militancia panista la mención en diversos medios de Yenifer Cruz Castro como carta fuerte para la presidencia del Comité Directivo Estatal del blanquiazul.

 

Apenas surgió "La Negrita" en la escena, desapareció a todos los demás aspirantes, y mire que no son pocos, pues el número oscila en alrededor de una docena.

 

Ninguno, eso sí, como "La Negrita" Cruz. Ya quisiera cualquiera de ellos la popularidad, el talento político y el buen nombre de que goza Yenifer, amén de una serie de cualidades que, hoy más que nunca, son vitales para quien lidere Acción Nacional: un rostro nuevo que cambie su imagen entre los electores, tiempo completo para la dirigencia, experiencia en la función pública y en la representación popular, trabajo partidista, y muy importante: honestidad a toda prueba. Nadie puede venir a sacarle nada a esta joven mujer, puesto que su trayectoria ha sido completamente limpia, por donde se le busque.

 

Pero por si todo ello fuera poco, y ya colocados en el terreno del pragmatismo, Yenifer forma parte del que es, hoy por hoy, el grupo con mayor fuerza dentro del panismo sinaloense: el que encabeza su hermano Roberto "El Güero" Cruz.

 

Fuerza, cabe subrayar, que vino a multiplicarse tras los resultados de los comicios recientes. Recordemos que la competencia final para la candidatura del PAN a gobernador estuvo entre Roberto Cruz Castro y Martín Heredia Lizárraga. Quedó este último, con tan mala estrella que llevó a Acción Nacional a convertirse en tercera fuerza política, lo cual nunca había ocurrido a nivel estatal en la historia del panismo en Sinaloa.

 

Por respaldo, pues, no queda. Mucho menos por capacidad y simpatía, pues si algo distingue a "La Negrita" Cruz es su carisma y sencillez, que le permiten mantener excelente interacción con todos los grupos políticos que operan al interior del PAN. Enhorabuena.

 

 

 

#LaDiva. Qué buen programa, amigas y amigos, el de Alberto Tavira anteanoche en TV Azteca. Se llama "Los despachos del poder" y por allí han pasado personajes de la política tales como Vicente Fox, Manlio Fabio Beltrones, César Camacho y Alejandra Barrales; leyendas como Jacobo Zabludovsky y figuras de nuestra cultura como la escritora Ángeles Mastretta. 

 

Bien, pues la emisión más reciente que fue el domingo estuvo dedicada a la trayectoria de la senadora sinaloense Diva Gastélum quien, como siempre, brilló por su  encanto y sapiencia. 

 

Modesta pese al reconocimiento internacional de que goza, la Diva se autodefinió como "mujer silvestre, porque lo silvestre no pasa, permanece". Confesó que su tipo de sangre es "PRI positivo" y que, si algún pecado tiene en la vida, es amar tanto a Sergio Romero "El Kenny", su esposo desde hace 40 años.

 

Forma parte del PRI desde los 12 años de edad, cuando pegaba propaganda junto su finado padre quien le inculcó la vocación por la abogacía pero antes, revela, fue maestra de educación especial.

 

Admite que en el nombre lleva la penitencia porque se ha tenido que pasar la vida aclarando "No soy Diva, me llamo Diva". Por lo demás, descarta que el término se le aplique en su sentido original, es decir el de las divas de la ópera: "Yo no canto ni en la tortura".

 

No les contamos más, mejor les dejamos un video con la reproducción del programa que, estamos seguros, será para todos revelador y divertido, principalmente para tantos sinaloenses interesados en la vida de esta mujer fuera de serie, cuya energía y ganas de ayudar nunca se acaba. Ayer, para no variar, anduvo en El Fuerte repartiendo útiles escolares a los niños. Así es ella y, como siempre decimos aquí: ¡Viva la Diva!

 

 

 

Twitter: @LuisEnriqueRam7

Facebook: Luis Enrique Ramírez

Correo:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Instagram:  http://instagram.com/luisenriqueram7

COMENTA LA NOTA