#TiempoDeCalenturas. Las "quinielas" en torno a la conformación del próximo gabinete estatal son lo más ocioso del mundo, pero eso no les quita ser, también, la parte más divertida del tramo político que actualmente vive Sinaloa: los siete largos meses en que el gobernador electo pasa a ser gobernador constitucional.

 

Para muchos políticos, claro, no hay espacio para el humor en este tema; para ellos son tiempos de angustia y hasta de desesperación, puesto que su futuro dependerá directamente de si agarran o no el anhelado "hueso". 

 

Los más inteligentes se preparan con estructuras propias para mantenerse en el candelero, sea cual fuere la decisión del mandatario electo.

 

Porque una cosa queda cada día más clara para todos: esta vez, la decisión sobre los nombres del gabinete será de un solo hombre: Quirino Ordaz Coppel.

 

El carácter y firmeza que ha evidenciado, como rasgos personales, quien conducirá los destinos del estado a partir del primero de enero de 2017, son lo primero que hay que tomar en cuenta. 

 

Quirino es un hombre que no cede ante presiones de ningún tipo, mucho menos las de los grupos políticos. Si no mostró sumisión siendo candidato, mucho menos estará dispuesto a hacerlo ahora, que tiene el poder real en sus manos.

 

Hasta hoy, Ordaz ha demostrado ser hombre de palabra, y recordemos que ha sido insistente respecto a las dos características principales que exigirá a sus colaboradores: capacidad y honestidad probadas.

 

De allí en fuera, rememoremos también sus alusiones continuas a la inclusión de jóvenes y de mujeres en su gabinete.

 

Es obvio, por otra parte, que para Quirino Ordaz no basta con un extraordinario perfil en todos los sentidos: además de tenerlo, sus colaboradores deben ser afines a él.

 

No hablamos de amistad ni de cercanía personal, sino de afinidad principios y objetivos. Sólo así será posible conformar un verdadero equipo. Y de eso dependerá el éxito del gobierno.

 

Si alguien sabe conformar equipos, ese es Quirino, valga destacar. Ha sabido hacerlo como el notable empresario que es, pero también a lo largo de su trayectoria como servidor público. Destacable, ante todo, es la habilidad con que ha hecho equipos de campaña para ganar arrolladoramente en las urnas, el año pasado como candidato a diputado federal y en el presente como gobernador.

 

 

 

#EnLaCamaCon40. Todo esto acerca de las "calenturas" viene a cuento, amigas y amigos, por aquello de que "armarle el gabinete a Quirino" es el deporte de moda, y muy en particular por la lista (larguísima "pa no jerrarle", dijo el ranchero) de nombres que publicó ayer El Debate y que, desde luego, generó conmoción en el mundo político sinaloense. 

 

La selección de nombres apunta a los posibles personajes que conformarían el equipo gubernamental que viene, de acuerdo con un ejercicio periodístico en el que se tomó en cuenta la opinión de otra larga lista de analistas políticos y lo más interesante: de operadores de la campaña quirinista.

 

Uno de ellos, Frank Córdova, hace una de las más importantes revelaciones que hayamos leído en materia "futurista": Si bien aclara que el equipo de transición no ha sido nombrado, "estamos viendo temas muy específicos que nos va ayudar precisamente para prepararnos para eso", y arroja la bomba: existe ya un grupo de cuatro hombres de todas las confianzas del gobernador electo que realiza lo que Frank denomina "tareas especiales". Ellos son Carlos Ortega Carricarte, Joel Bouciéguez Lizárraga, Carlos Gandarilla García y el propio Francisco Córdova Celaya.

 

Si atendemos a lo tradicional en política, estos cuatro personajes estarían ya en la antesala de un cargo de primer nivel en el gabinete. Pero recordemos: nada más alejado del político tradicional que nuestro próximo gobernador.

 

 

 

#ElFactorTrébol. Entre lo que mayormente llama la atención de lo que pudiéramos denominar "la quiniela de El Debate", es que hace eco de una muy extendida versión: que Gerardo Vargas Landeros pudiera repetir como secretario general de Gobierno. Hipótesis lógica, en función de la complejidad de esa área que "el hombre del trébol" ha sabido conducir con gran acierto.

 

Se menciona también para la SGG a Joel Bouciéguez, uno de los hombres más cercanos al futuro gobernador, y también a dos mujeres: Rosa Elena Millán Bueno y Martha Sofía Tamayo Morales. Sería, de darse el caso, la primera vez que una dama fuera la encargada de la política interna del estado.

 

Que por cierto, en la extensa lista de nombres de "gabineteables" sólo se mencionan los de cuatro mujeres: además de las ya mencionadas, Liliana Cárdenas Valenzuela para Transparencia (junto con Sergio Viedas) y Adriana Ochoa del Toro para Comunicación (al igual que Alberto Camacho y Francisco Chiquete).

 

Para la Secretaría de Desarrollo Económico aparecen varios nombres pero en lo particular nos inclinamos por Carlos Gandarilla García como el de mayores posibilidades: Joven, limpio y con trayectoria (era casi un adolescente cuando ya despachaba como secretario particular del gobernador en el sexenio de Juan S. Millán), cumple a cabalidad con los requisitos de Quirino, pero además unifica la simpatía de dos poderosos grupos empresariales: los Coppel y los Salido.

 

En lo que respecta a la Secretaría de Administración y Finanzas también se mencionan varios nombres, pero allí sí, ni para qué nos hacemos bolas: Todo indica que "el bueno" es Carlos Ortega.

 

 

 

#REMBtieneParaEscoger. Rosa Elena Millán Bueno aparece en este ejercicio de El Debate como posible titular de otras dos áreas en el gabinete quirinista: la Secretaría de Educación Pública y Cultura, así como la Secretaría de Desarrollo Social y Humano.

 

De que REMB cuenta con todos los requisitos para ocupar cualquiera de las tres carteras, ni quién lo dude. La pregunta es: ¿Convendría a "Rouss" Millán dejar la diputación federal y la presidencia estatal del PRI, por un cargo en el gabinete?

 

Todo dependerá de hacia dónde se orienten sus intereses para el 2018: la senaduria de la República o la presidencia municipal de Culiacán.

 

Casi pudiéramos asegurar que Rosa Elena es de las pocas figuras que está en condiciones de elegir su destino. 

 

Lo decimos no sólo porque tiene "con qué" ya sea como senadora, como alcaldesa o como secretaria del gabinete, sino porque cuenta con altísimos méritos en dos terrenos: por un lado su extraordinaria gestión como legisladora federal, y por el otro los números que ostenta como máxima líder tricolor en Sinaloa: haber recuperado la gubernatura del estado para el PRI con un margen de 15 puntos porcentuales, además de conquistar 13 presidencias municipales y 22 diputaciones locales.

 

"No cualquiera", diría una amiga nuestra que vende dulces en el restaurante Los Arcos.

 

 

 

#LasSuperPoderosas. Si la expresión "morirse de risa" tiene algo de realidad, quien esto escribe estuvo a punto de experimentarla el pasado viernes, al leer el siguiente post de la diputada local y síndica procuradora electa de Culiacán Sandra Lara Díaz:

 

"Toda la incertidumbre que ronda en mi cerebro en este momento sobre el alcoholímetro, el relevo del PRI Nacional, las cuentas públicas que vienen, el endeudamiento de los gobiernos... se derrumban ante una realidad certera: no hay pañales para Alejandro".

 

Un emoji de pánico rubrica la ingeniosa publicación.

 

Lo dirá de chiste, pero esa es la realidad cotidiana que viven Sandra y muchas mujeres de la política. Por importantes que sean sus cargos y por graves que sean los asuntos en su agenda, muy rara es la que deja a sus hijos al cuidado completo de nanas sino que, por el contrario, les dedican tiempo hasta para recogerlos en la escuela. 

 

Basta recordar a la propia Sandra Lara a inicios del año pasado: por el avanzado estado de embarazo en el que seguía legislando, a punto estuvo de dar a luz a su pequeño Alejandro en el salón de sesiones. Luego, reapareció en su curul apenas pasado el alumbramiento. "Ni guardó la dieta", como dicen las abuelas. Pedía permiso para salir a amamantar a su bebé.

 

Sólo las mujeres, señoras y señores. Sólo ellas pueden partirse en mil y cumplir con todo.

 

Al permitirnos acercarnos a muchas de ellas en el plano personal, nos consta lo excelentes mamás que son las mujeres "empoderadas" y algunas, incluso, extraordinarias cocineras, como es el caso de Rosa Elena Millán y la doctora Teresa Guerra, por mencionar a dos que tienen fama de carácter fuerte, al igual que es el caso de Sandra Lara.

 

Y lo tienen, de hecho, por eso han alcanzado sus respectivas posiciones en la vida pública estatal. 

 

Resulta difícil entender cómo le hacen para ser al mismo tiempo amas de casa, mamás, diputadas, esposas, líderes, luchadoras sociales, etcétera etcétera, y encima aparecer siempre guapísimas, bien vestidas, maquilladas y peinadas. 

 

Ello, a diferencia de los hombres, que pueden salir en fachas sin que nadie les diga nada.

 

Porque como dijo en diciembre pasado la senadora Diva Gastélum: "A nosotras nos piden ser castas, honestas, puras, inteligentes, bien pagadas y ahora no podemos ser gordas tampoco". En cambio, agregó, un político varón puede tener la talla y peso que quiera, ser "miembro del club del botonazo”, y no pasa nada...

 

Así de desigual sigue siendo la política y la sociedad en general, aún en tiempos de la paridad de género.

 

 

 

#HablandoDeMujeres... Y en particular de nuestra estimada Diva Gastélum, la senadora sinaloense tuvo ayer dos motivos de celebración:

 

Primero, el cumpleaños de una de sus tres mejores amigas, la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu. Las otras dos son la procuradora Arely Gómez y la gobernadora de Sonora Claudia Pavlovich. A todos, Diva nos dice "hermano" por su religión cristiana, pero se sabe que a las tres mencionadas las quiere, de verdad, como a las hermanas que nunca tuvo, dado que es hija única.

 

El otro motivo para festejar que tuvo ayer la senadora Gastélum fue que, en su carácter de líder nacional del ONMPRI, le tocó recibir en la sede de su partido al doctor Enrique Ochoa Reza, para acompañarlo en su registro a la dirigencia del CEN del PRI.

 

Expresó Diva: 

 

"Las mujeres priistas respaldamos al Dr. Enrique Ochoa. Con su llegada al PRI, seguiremos la ruta de la transformación".

 

Les compartimos la foto del momento, para concluir nuestra columna de hoy.

 

 

Twitter: @LuisEnriqueRam7

Facebook: Luis Enrique Ramírez

Correo:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Instagram:  http://instagram.com/luisenriqueram7

 

COMENTA LA NOTA