A sangre y fuego “El Cholo Iván” escapó del Ejército

 

 

El presunto jefe de sicarios de “El Chapo” Guzmán participó en el enfrentamiento en Caitime y Mocorito; además, periciales revelan que María Susana, Mujer Sinaloa 2012, sí accionó un arma de fuego

 

 

 

 

Culiacán, Sin.- El presunto jefe de sicarios de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Orso Iván Gastélum Ávila, alias “El Cholo Iván”, supuesta pareja sentimental  de María Susana Flores Gámez, Mujer Sinaloa 2012, participó en el enfrentamiento  donde perdió la vida la reina de belleza, revelaron fuentes del Ejército.

 

De acuerdo con las periciales practicadas por la Procuraduría local, entregadas a las autoridades federales, la joven modelo sí accionó un arma de fuego, pues la prueba del rodizonato de sodio resultó positiva en ambas manos, mientras que el examen toxicológico para alcohol y drogas fue negativo.

 

Sin embargo, aún no se establece si ella disparó en los hechos donde murió o en otro sitio.

 

 

La crónica de los hechos.

Según los partes informativos rendidos por la Secretaría de la Defensa Nacional, la madrugada del 24 de noviembre una llamada anónima alertó a los militares sobre la presencia de hombres armados cerca de la carretera México-15, en la comunidad de Caitime, Salvador Alvarado.

 

Al acudir al lugar, los militares relataron que fueron agredidos a balazos por sujetos que se encontraban en el exterior de una casa seguridad, la cual estaba rodeada por decenas de pistoleros, entre ellos “El Cholo Iván”, quien señalan los soldados estaba atrincherado en el interior del inmueble.

 

Al verse acorralado, salió de la vivienda y abordó una camioneta blanca Pick Up blindada con varios de sus escoltas, quienes abordaron otra unidad, logrando escapar del operativo.

 

En los informes castrenses se asegura que no pudieron detenerlo ya que estaban "enfocados" en repeler la agresión del resto de los sicarios, que al verse cercados por el personal del Ejército les gritaron:

 

"¡Ya nos rendimos, no disparen!"

 

Fue en ese momento cuando lograron arrestar a tres de ellos identificados como Gabino Ramírez López, de 23 años, con domicilio en Carricitos, Caitime; Álvaro Cázarez Iribe, de 22 años, de Recoveco, Mocorito; así como Óscar Yovani Rodríguez Beltrán, de 22 años, con domicilio en Pericos, Mocorito.

 

En el lugar quedó muerto un militar, así como uno de los gatilleros identificado por las autoridades como  Eleazar López Bernal, de Pericos. Este individuo de acuerdo a la PGJE contaba con antecedentes penales, aunque no especificó los delitos.

 

La información detalla que varios sicarios aprovecharon la oscuridad de la madrugada para perderse entre el monte, mientras que el resto del comando se dirigió a una segunda casa de seguridad en el poblado El Palmar de Los Leal, hasta donde los persiguieron los soldados.

 

En ese segundo choque, los soldados lograron detener a otro de los gatilleros, mientras que el resto abandonó el domicilio a bordo de dos camionetas.

 

Metros adelante, relataron, una camioneta Pick Up blindada detuvo la marcha en la fuga. La colocaron como un "muro" para que la segunda unidad emprendiera la huida.

 

De ese vehículo “muro” fue de donde descendieron varios sujetos y  una "persona del sexo femenino" que portaba un arma larga. Entonces fue abatida la fémina. Su cuerpo quedó a cinco metros de la unidad blindada.

 

A escasos 80 centímetros del cadáver quedó un fusil AK-47, color negro. Sin embargo, el informe no precisa si la reina de belleza disparó contra los militares, aunque según las periciales sí accionó el rifle.

 

 

Retrato de un hombre apodado “El Cholo”.

Más tarde, cuando la milicia trataba de establecer si dentro de la célula delictiva había personas con antecedentes, le fueron mostradas diversas fotografías a los protagonistas del tiroteo.

 

Fue así como uno de ellos logró identificar a Iván Gastélum como uno de los pistoleros que los recibió a balazos en el poblado de Caitime.

 

En la fotografía (reciente) que observó uno de los militares, se observa a un hombre de entre 30 a 35 años; mirada recia que fulmina, cejas pobladas,  de barba de candado que se pierde, portando una playera de moda, rosario al cuello.

 

La segunda es la imagen de la ficha sinaléctica cuando ingresó al penal de Aguaruto, en agosto del 2005 en que fue detenido en la colonia Lombardo Toledano.

 

Gastélum Ávila se fugó del penal de Aguaruto en agosto de 2009, tras una fiesta que realizó en el módulo 5 para despedirse de sus amigos.

 

Las andadas de este personaje han sido documentadas por diversos medios de comunicación. Cuando el Ejército lo detuvo en el 2005 por una calle de la Lombardo, “el Cholo” iba en ascenso en el grupo delictivo de Guzmán Loera.

 

Encarcelado por un tiempo, Iván se fue convirtiendo en uno de los jefes del penal de Aguaruto, hasta que en el 2008, cuando ocurrió la ruptura del cártel de Sinaloa, cada quien dentro del reclusorio tomó su bando.

 

El 17 de octubre que hicieron estallar una granada en el módulo 5, fue uno de los 10 presos heridos. Fueron aquellos meses en que el penal se convirtió en zona de guerra entre los Beltrán Leyva y el cártel de Sinaloa, organizaciones en franca confrontación.

 

Pero el día de su fuga, cuando la entonces secretaria de Seguridad Pública, Josefina García Ruiz festejaba su cumpleaños en Mazatlán, “El Cholo” comenzó a labrar otra leyenda de sangre, hasta que en el 2011 apareció en la región del Évora.

 

Diversos enfrentamientos entre la célula de comanda Fausto Isidro Meza Flores, “El Chapo Isidro”, el último reducto de los Beltrán Leyva en Sinaloa, han dejado su marca en Guamúchil y municipios adyacentes.

 

Desde hacía meses la zona del Évora había estado aparentemente tranquila, hasta que el sábado, sin que amaneciera todavía, comenzó a fraguarse la “bomba” tras el fallecimiento de la reina de belleza, que hizo eco internacional.

 

 

Se reservan el derecho a declarar.

Los cuatro detenidos Álvaro Cázarez Iribe, Gabino Ramírez López, Óscar Yovani Rodríguez Beltrán y Felipe de Jesús Ortiz Reyes, al ser interrogados únicamente admitieron formar parte de un grupo de la delincuencia organizada, sin embargo se reservaron el derecho a declarar.

 

Alrededor de las 16:00 horas, bajo un operativo de seguridad fueron trasladados al Aeropuerto de Culiacán a bordo de un “rinoceronte” de la Policía Federal. El avión de la PGR que los esperaba los trasladó a las instalaciones de la Seido en el DF, luego de que un juez otorgó la medida del arraigo, la cual consta de 40 días.

 

La fuente informó que estos cuatro jóvenes serán remitidos a un penal de máxima seguridad al término de la medida cautelar.

 

 

 

 

Cynthia Valdez/Martín Durán/Fuentes Fidedignas

Compartir

Comentarios (0)

500 caracteres restantes

Cancel or